Internet está evolucionado a una gran velocidad. Esto hace que los expertos se pregunten si podrá seguir creciendo sin afectar al rendimiento de cada usuario individual.

Internet no es más que una serie de redes públicas y privadas, protocolos y estructura jerarquizada en capas que ofrecen servicios de direccionamiento, designación y conectividad. Cada uno de estos niveles (o capas), estos usuarios operan con operadores que están en el mismo nivel.

Para evitar que todo sea un caos, los operadores de diferentes redes individuales se tienen que unir para proporcionar conectividad a la red, pero siempre siguiendo una serie de normas, protocolos y estándares. Esto hace que los desarrolladores de hardware y software puedan centrarse en mejorar sus productos de cara a mejorar la infraestructura que existe.

La arquitectura en la que se centra Internet es altamente escalable, aunque, siendo realistas, no siempre puede mantener el ritmo de crecimiento que demandan los usuarios.

¿Qué es una arquitectura de red escalable?

arquitectura-de-red-escalable-compressor

Una arquitectura de red escalable es una función del diseño sobre la cual se diseñó Internet. Su principal particularidad es que se puede expandir a altas velocidades, pero al mismo tiempo asegura el máximo rendimiento de cara a cada usuario.

Lo ideal sería poder asignar un sistema de prioridades para los diferentes sistemas de comunicación. Sin embargo, esto no se considera práctico ni posible a día de hoy. Es por ello, por lo que las aplicaciones son clasificadas en categorías en base a los requisitos de servicios, http://www.lanmedia.es/ una de las empresas mas reconocidas en el sector, son grandes profesionales de las arquitecturas de comunicaciones.

En otras palabras: una arquitectura de red escalable es un modelo que permite adaptar las redes a lo que necesita cada usuario en cada momento, evitando no comprometer sus recursos.

En telecomunicaciones, y en ingeniería informática, cuando se habla de escalabilidad se hace referencia a una propiedad que indica que un sistema tiene capacidad para reaccionar y adaptarse, pero manteniendo su calidad inicial.

Ventajas de la arquitectura de red escalable

  • Adaptación: Si el modelo no fuera escalable, llegaría a un momento en el que tendríamos que prescindir del modelo y empezar con uno nuevo, con el gasto de tiempo y de recursos que esto conllevaría. La arquitectura de red escalable permite ajustarse a las necesidades de cada usuario.
  • Vela por los intereses de cada usuario: De nada serviría implantar un sistema en el que todo fuera más lento a medida que fuera incorporándose nuevos usuarios. Este sistema permite controlar todas las novedades, pero al mismo tiempo asegurando un buen rendimiento para los usuarios que ya estaban allí.
  • Ahorro: Aunque en un primer momento pueda suponer una inversión elevada, a la larga acaba saliendo rentable.
  • Seguridad: Permite implantar medidas elevadas de seguridad para garantizar la integridad de cada uno de los usuarios.
  • Tolerancia a fallos: Tiene una buena tolerancia a fallos para que el sistema siga funcionando mientras estos se corrigen.

En esto consiste una arquitectura de red escalable.